Tipica Victor
torna all'elenco

Tipica Victor

Adolfo Carabelli,
grande musicista e direttore tra l’altro di una famosissima Jazz band, convinse i dirigenti della casa discografica del cagnolino a formare un'orchestra tipica composta da musicisti di grande esperienza e notorietà.
Questa orchestra avrebbe dovuto solamente suonare in sala di registrazione, senza mai esibirsi in pubblico, incidendo dischi unici per il loro altissimo livello musicale, destinati alle esigenti ed attente orecchie dell'appassionato privato e non al grande pubblico distratto delle sale da ballo.

La prima registrazione avvenne l'8 novembre 1925 con il brano Olvido.
Tra i nomi importanti che passarono per la Tipica Victor, furono Federico Scorticati, Carlos Marcucci, Pedro Laurenz, Cayetano Puglisi, Héctor Stamponi e secondo alcuni addirittura Aníbal Troilo.
Nei 20 di proficua attività e, in alcuni casi non si sa esattamente da chi furono eseguiti i brani incisi, lasciando agli esperti notevole spazio per avanzare ipotesi di partecipazioni di vari musicisti a secondo della sonorità dello strumento.

                                                                            ARECORD

Temo

Vals Letra : Atilio Gálvez (Atilio Manuel Perasso) Música : Aguariguay (Mario Luis Rafaelli)

Porque tus ojos me huyen
Acaso no me amas ya...
Dime que lo haces tan sólo

Por ver si te quiero más...
Dilo, no ves que mi alma
Espera escuchar tu voz...
Entre canciones de besos
Me dices: “Te quiero, mi vida...”

Temo que ya no me quieras
Que ya no me quieras más...
Y es cruel tortura el pensar
Que no me amas, que a otro amás...
Dime que es fiel tu cariño
Dime que es mío, muy mío,
Que sólo me huyen tus ojos
Por verme sufrir.


Mi taza de cafè

Tango 1943 Musica: Alfredo Malerba Testo: Homero Manzi


La tarde está muriendo detrás de la vidriera
y pienso mientras tomo mi taza de café.
Desfilan los recuerdos, los triunfos y las penas
las luces y las sombras del tiempo que se fue.
La calle está vacía igual que mi destino.
Amigos y cariños, barajas del ayer.
Fantasmas de la vida, mentiras del camino
que evoco mientras tomo mi taza de café.

Un día alegremente te conocí, ciudad.
Llegué trayendo versos y sueños de triunfar.
Te vi desde la altura de un cuarto de pensión
y un vértigo de vida sintió mi corazón.
Mi pueblo estaba lejos, perdido más allá.
Tu noche estaba cerca, tu noche pudo más.
Tus calles me llevaron, tu brillo me engañó,
ninguno fue culpable, ninguno más que yo.

El viento de la tarde revuelve la cortina.
La mano del recuerdo me aprieta el corazón.
La pena del otoño agranda la neblina:
se cuela por la hendija de mi desolación
Inútil pesimismo, deseo de estar triste.
Manía de andar siempre pensando en el ayer.
Fantasmas del pasado que vuelven y que insisten
cuando en las tardes tomo mi taza de café.


Lo vi en tus ojos

Lo vi en tus ojos -Tango-Musica: Emilio Pistocchi - Testo: Ángel Luís Colombini

En tus ojos, yo lo vi
Aquella noche,
El hastío despiadado
Se cruzó como un ladrón.
Tus palabras
Como puntas de alfileres,
Se clavaron en mi alma
Sacudiéndome de horror.

Hoy, en torno nuestro
Todo es frío.
Sombras
De una cruel desesperanza.
Cual un naipe
Arrojado con confianza,
En el truco de tu vida
Está la incomprensión.
Yo,
Creí posible tu amor,
En la noche de mi penar.
Hoy,
Repito aquella oración,
Que por ti, supe musitar.
No, no la maldigo señor,
Fue la vida que la hizo así.

Ves, enmudeció mi canción,
¡Oh!, Jamás será para mí.
Dame de tu mano, el anillo,
Me dirás adiós, sin amargura
Marioneta sin destino, sin ventura,
No busquemos al culpable
De la vida o tu dolor.

©2013-2018 Quelli che… Accademia del Tango Argentino - Via Josip Broz Tito 6, 42123 Reggio Emilia - C.F. e P.Iva: 91165610352