Osvaldo Fresedo
torna all'elenco

Osvaldo Fresedo

Osvaldo Fresedo, El Pibe de La Paternal. (Buenos Aires, 5 maggio 1897 - Buenos Aires, 18 novembre 1984) Musicista, attore, bandoneonista, regista e compositore.
La sua fu la carriera più estesa che si possa trovare nel tango: più di 1250 incisioni danno testimonianza di essa.
La sua presenza nella discografia coprì 63 anni caratterizzata dalla grande eleganza formale e dalla soavità delle interpretazioni.

Canto de amor

Tango Musica: Osvaldo Fresedo Testo: Emilio Fresedo

Canto de amor
canción que envuelve todo mi ser
cuando tus labios besan mujer
es tu cantar mejor.

Canto de amor
canción que suave fluye de ti
cuando tu boca dice que si,
dice de corazón...
Canta
que así cantando más te quiero,
tanto
que es imposible de medir...
Luna feliz,
tú sola sabes de nuestro amor
enamorada miras al sol
y te alegrará de mí.

Ves, la linda luna que al mirar
vio que molestaba con su luz
y a su cara la cubrió con un tul
blanca nube que nos deja besar.

Pero yo contemplo tu perfil
que no lo borró la obscuridad
y abrazándote quisiera cantar
la canción que yo te oí empezar.


Sueno Azul





No quiero verte llorar

Tango 1937 Musica: Agustín Magaldi Testo: Rodolfo Sciammarella

Antes era yo el que torturaba tu existencia
con mis celos y no te dejaba en paz.
Yo escuchaba tus protestas
sin poderlo remediar.
Antes era yo el que te seguía y no tenia
la alegría de un minuto en mi vivir.
Hoy que logré felicidad al tenerte fe,
dudas de mí.

No,
no quiero verte sufrir.
No,
no quiero verte llorar.
No quiero que haya dudas,
no quiero que haya sombras
que empañen los encantos
de nuestro dulce hogar.
No,
no quiero verte llorar.
No,
no quiero verte sufrir.
Amor mío,
debes tener confianza,
vos sos toda mi esperanza,
mi alegría de vivir.

Quiero repetirte las palabras que vos antes
me decías cuando me encontraba así.
Por nuestro amor te lo pido.
No debes dudar de mí.
Yo que sé las noches de tortura que es vivir
obsesionado por los celos del amor,
quiero evitarte de una vez tanto pesar,
tanto dolor.

Vida mía

Tango 1933 Musica: Osvaldo Fresedo Testo: Emilio Fresedo

Siempre igual es el camino
que ilumina y dora el sol...
Si parece que el destino
más lo alarga
para mi dolor.

Y este verde suelo,
donde crece el cardo,
lejos toca el cielo
cerca de mi amor...
Y de cuando en cuando un nido
para que lo envidie yo.

Vida mía, lejos más te quiero.
Vida mía, piensa en mi regreso,
Sé que el oro
no tendrá tus besos
Y es por eso que te quiero más.
Vida mía,
hasta apuro el aliento
acercando el momento
de acariciar felicidad.
Sos mi vida
y quisiera llevarte
a mi lado prendida
y así ahogar mi soledad.

Ya parece que la huella
va perdiendo su color
y saliendo las estrellas
dan al cielo
todo su esplendor.
Y de poco a poco
luces que titilan
dan severo tono
mientras huye el sol.
De esas luces que yo veo
ella una la encendió.

Enamorado estoy

Tango Musica: José Márquez Testo: Oscar Fresedo

Sé que la flor vuelve a estar.
Ven, quiero amar y soñar.
Fuiste en mi camino un espejismo
tuve miedo de besarte... y despertar.

Sé, que la flor perfumó.
Hoy, el jardín del amor.
Con ese perfume de nostalgias
que nos abre una esperanza... al corazón.

El cielo me entregó
su noche más azul.
La luna me prestó su luz.
Y vimos renacer
la flor que se ocultó,
cuando no estabas tú.

Tú me diste fe
fuiste la razón
donde perdí mi corazón,
y no ha sido en vano
hoy, enamorado.
Enamorado estoy.

Fue tu mirar quien me dio.
Fe de luchar por tu amor.
Y sobre tus labios he dejado
en rosario de ternura... mi corazón.

Sol que encendió la verdad.
Hoy que las sombras se van.
Yo te necesito a cada paso
quiero estar entre tus brazos... sin despertar.

Te llaman mi violín

Tango Música: Elvino Vardaro Letra: Cátulo Castillo 

Tímida sonrisa que ocultabas
tras los pálidos plumones
y el marfil de tu abanico...

Entre sus varillas me miraban,
y jugaban al amor,
tus dulces ojos niños...
Loco ir y venir de pelucones
por los rojos cortinados
y a la luz de tus salones...

Junto a tus dorados
Oropeles de festín,
cantaba mi pobreza en el violín...

Yo sé
que todo aquello solo fue
una cadencia de minué,
y que el soñar
tiene despertar...
Mas
sé que también no te olvidé.
Y en los silencios del esplín,
está sonando mi violín,
tal vez llamándote...

Eres una triste princesita
que se muere en un palacio
de cristal y malaquita...
Yo soy un romero sensiblero,
que no tiene nada más,
que el mundo y sus senderos...

Pero, bajo el sol de los caminos,
soy el dueño del espacio,
con mis sueños peregrinos...
Tengo las estrellas
y los vientos del confín,
que cantan en la voz de mi violín.

Si No Me Engaña El Corazon

Si no me engaña el corazón Tango 1939 Música: Mauricio Misé Letra: Carlos Bahr

No se desde qué puerto
ni por dónde llegarás,
amor que mi nostalgia espera.
Un día, cruzarás por mi camino,
como un anuncio de la primavera.
¿Será mañana o tardarás tal vez?
Pero yo siento que estás cerca ya.
Y así vivo esperando,
porque sé que alguna vez,
sonriendo te presentarás.

Si no me engaña el corazón,
cuando me dice que vendrás,
como en el cine y en los cuentos,
mi sueño más feliz se cumplirá.
Si no me engaña el corazón
y frente a mí te encuentro un día,
yo te daré la bienvenida,
con la dulce melodía
de un cantar de amor.

Yo se que tú me buscas como yo te busco a ti,
amor que ya has tardado tanto.
Apúrate que aún tengo el alma joven
y hay en mis labios un alegre canto.
Yo se como eres y como es tu voz,
porque en mis sueños ya te imaginé.
Por eso, si algún día nos cruzáramos los dos,
sé que te reconoceré.

Y no puede ser

"Y no puede ser" Tango Orquesta Typica Osvaldo Fresedo con Ricardo Ruiz

Y no puede ser

No vuelvas más a repetir
que es un fracaso tu vida,
porque me ves preocupado decis
que mi cariño es mentira.
Estoy así porque no se
como he llegado a amarte tanto,
triste problema al comprender
que quiero tus caricias
y no puede ser...

Cuantas veces resolví
dejar aqui mi corazón
irme y no verte mas...
No sabia si mentirte
o si confiarte la razon
de mi abandono
Pero cuando me dispuse a hablar
tuve miedo de perderte y me contuve
Y hoy que todo lo sabes
entre las sombras buscare mi redención.

No llores mas, amor, por Dios,
no ves mis ojos cansados...
Mi sangre toda daría por vos
y en vos me acusa el pasado.
Sin fuerzas ya, me alejaré
con esta pena entre los labios.
Y cuando el sol no brille mas
de lejos mis recuerdos te bendecirán.

Ojos Muertos

OJOS MUERTOS (Tango 1938) - Musica : Rafael Iriarte (Rafael Yorio) - Letra : Alfredo Navarrine 
Inciso dall’Orquesta Osvaldo Fresedo - Canta Roberto Ray 


Cayó la noche sin aurora
sobre la niñez risueña.
Hoy la juventud no sueña
y la ancianidad implora.
Vuelve Judas en la hora
del Caín que apuñalea,
y la Cruz se tambalea,
pero el mundo nada ve.
El ciego no es aquel que a tientas va
más ciega es la ceguera
que no quiere mirar.
Ojos sin lágrimas puras
fingen puñales de hielo,
ojos que miran siempre al suelo
frente al sol de las ternuras.
Adónde irá, Señor, esta legión
con esos ojos muertos
y seco el corazón.
Es más humano el propio ciego
Que con su piadosa calma,
Abre los ojos del alma
Y en su voz, florecen ruegos.

Mientras puebla su sosiego
De rosales interiores,
Pasa, huérfana de amores
La infeliz humanidad.
----------------------------------------­----------------------------------------­-----
TRADUZIONE:
È scesa la notte, senza accorgerci,
sull’infanzia felice.
Oggi i giovani non sognano
e i vecchi implorano.
Torna Giuda nell’ora
in cui Caino pugnala,
e la Croce barcolla,
ma il mondo non vede nulla.
Il cieco non è chi va a tentoni
più cieca è la cecità
di chi non vuol guardare.
Occhi senza lacrime pure
son finti pugnali di ghiaccio,
occhi che guardan sempre a terra
anziché al sole delle tenerezze.
Dove andrà, Signore, questa gente
con questi occhi tristi
e il cuore inaridito....


©2013-2018 Quelli che… Accademia del Tango Argentino - Via Josip Broz Tito 6, 42123 Reggio Emilia - C.F. e P.Iva: 91165610352