Hector Varela
torna all'elenco

Hector Varela

Bandoneonista, arrangiatore e compositore (1914 - 1987)
Hector Varela, è stato il principale bandoneon e arrangiatore nell'orchestra del famoso Juan D'Arienzo.

Durante la sua carriera, con Juan D'Arienzo, ha collaborato per dieci anni, è stato riconosciuto per la sua precisione, suono tradizionale e soprattutto dal ritmo potente.
Nel 1939 ha fondato la sua prima orchestra di tango con la quale apparve alla radio, con lo stile simile al suo maestro Juan D `Arienzo, stile adorato da giovani ballerini di tango.
In quegli anni era un riconosciuto musicista, insieme a Puglisi, Salamanca, lazzari e altri ancora...
Raggiunge il suo maggior successo, a partire dal 1950 quando tutti si aspettavano di sentire lo stile D'arienzo, ma lui con la sua orchestra si impone con il suo riconosciuto modo, nuovo, di suonare Tango.
Da quel momento in poi comincia a girare per tutto il sud america con la sua orchestra, e le milonghe si riempivano di giovani attratti dal suo nuovo ritmo che colorava il tango...

Historia de un Amor

Ya no estás a mi lado, corazón,
en el alma sólo tengo soledad
y si ya no puedo verte,

porque Dios me hizo quererte
para hacerme sufrir más...

Siempre fuiste la razón de mi existir,
adorarte para mí fue religión.
Y en tus besos yo encontraba
el calor que me brindaba,
el amor y la pasión.

Es la historia de un amor,
como no hay otro igual.
Que me hizo comprender,
todo el bien todo el mal,
que le dio luz a mi vida,
apagandola después.
¡Ay, qué vida tan oscura,
corazón,
sin tu amor no vivirè


Fueron tres años

Tango 1956
Musica:
Juan Pablo Marín
Testo:
Juan Pablo Marín

No me hablas, tesoro mío,
no me hablas ni me has mirado.
Fueron tres años, mi vida,
tres años muy lejos de tu corazón.
¡Hablame, rompé el silencio!
¿No ves que me estoy muriendo?
Y quítame este tormento,
porque tu silencio ya me dice adiós.

¡Qué cosas que tiene la vida!
¡Qué cosas tener que llorar!
¡Qué cosas que tiene el destino!
Será mi camino sufrir y penar.
Pero deja que bese tus labios,
un solo momento, y después me voy;
y quítame este tormento,
porque tu silencio ya me dice adiós.

Aún tengo fuego en los labios,
del beso de despedida.
¿Cómo pensar que mentías,
si tus negros ojos lloraban por mí?
¡Hablame, rompé el silencio!
¿No ves que me estoy muriendo?
Y quítame este tormento,
porque tu silencio ya me dice adiós


Palomita blanca

Vals 1929 Musica: Anselmo Aieta Testo: Francisco García Jiménez

Su ausencia esta congoja me dio,
y a veces su recuerdo es un bien
que pronto se me ahoga en dolor...
Y nada me consuela
de ir siempre más lejos
de verme sin ella.
Mi paso va adelante
y atrás el corazón.
El rumbo que me aleja tan cruel,
me roba sus caricias de amor,
y sólo el pensamiento la ve,
la escucha embelesado,
la besa con ansias,
la siente a mi lado.
Y voy, así soñando,
más lejos cada vez...

Blanca palomita que pasás volando
rumbo a la casita donde está mi amor,
palomita blanca, para el triste ausente
sos como una carta de recordación...
Si la ves a la que adoro,
sin decir que lloro, dale alguna idea
de lo muy amargo que es vivir sin ella,
que es perder su amante calor...
Sigan adelante, pingos de mi tropa,
que de un viento errante somos nubarrón
y en un mal de ausencia se nos va la vida
siempre a la querencia dándole el adiós...
¡Palomita blanca!
vuela noche y día de mi nido en busca
y escribí en el cielo con sereno vuelo:
"No te olvida nunca, sólo piensa en vos".

No sabe aquel que nunca dejó
su amada a la distancia, el pesar
que al alma impone un duro rigor,
que viene de ladero,
que a ratos la nombra
midiendo el sendero,
mirando allá en la sombra
los pagos que dejó...
La he visto entre mis brazos llorar
la he visto al darme vuelta al partir
su tibio pañuelo agitar,
y luego irse achicando
su imagen lejana...
y en mi alma agrandado
su encanto... y esta pena
de no tenerla más...


©2013-2018 Quelli che… Accademia del Tango Argentino - Via Josip Broz Tito 6, 42123 Reggio Emilia - C.F. e P.Iva: 91165610352